Cirugía refractiva láser

Las técnicas de cirugía refractiva  eliminan o reducen los defectos de graduación, o sea miopía, hipermetropía y astigmatismo, con el objetivo de conseguir una buena visión sin necesidad de utilizar gafas o lentes de contacto.

Para el tratamiento quirúrgico de estas alteraciones existen diversas opciones técnicas en función de factores como la edad, las dioptrías a corregir, la agudeza visual y el estado del cristalino. La técnica más conocida y utilizada para corregir los defectos de refracción es el LASIK (láser in situ keratomileusis), para la que se utiliza el láser Excímer. Principalmente, con esta técnica se pueden obtener buenos resultados en casos de miopía comprendida entre 1 y 12 dioptrías, de hipermetropía entre 1 y 5 dioptrías y de astigmatismo entre 1 y 6 dioptrías.

lasik

Además, y dependiendo del defecto de graduación que presenta cada paciente y de las características de sus ojos, esta técnica permite personalizar el tratamiento. De esta forma se hace un escaneo de la córnea y se modela de forma homogénea. También de esta forma se evitan las irregularidades que pueden aparecer con otros tipos de láser. Todo esto contribuye a la obtención de una mejor calidad visual.

Esta intervención se hace en pocos minutos y la recuperación visual es muy rápida. Aunque, como todo acto quirúrgico, no está exento de posibles complicaciones, éstas son raras. Esto hace, por lo tanto, que sea una técnica muy precisa y segura.

Proceso básico de LASIK


El primer paso es desinfectar la zona operatoria con povidona yodada o con clorexidina y la preparación del campo quirúrgico. Se procede también a anestesiar la zona de forma tópica con gotas .

  1. Seguidamente se procede a colocar un anillo de succión sobre el globo ocular.
  2. Una vez conseguida la inmovilización del ojo se crea un disco corneal incompleto mediante un aparato (el microqueratomo automático ) o mediante el láser de femtosegundo. Aunque este proceso puede resultar un poco molesto no es doloroso.
  3. Posteriormente retiramos el disco corneal y empezamos el tratamiento con el láser Excímer. Igualmente, este proceso es totalmente indoloro.
  4. Limpiamos la zona de posibles restos y, acto seguido, reposicionamos  el disco.
  5. Incrementamos la adhesión del disco mediante el secado de la interfase.
  6. Colocamos gotas antibióticas y antiinflamatorias.

Solicita una visita informativa
gratuita sobre cirugía refractiva llamando
al 93 741 43 22

Si continuas utilizando este sitio aceptas el uso de cookies. más información

Los ajustes de cookies de esta web están configurados para "permitir cookies" y así ofrecerte la mejor experiencia de navegación posible. Si sigues utilizando esta web sin cambiar tus ajustes de cookies o haces clic en "Aceptar" estarás dando tu consentimiento a esto.

Cerrar