Oftalmología pediátrica

tl0a2181-copia1


Durante los primeros años de la vida se produce el desarrollo de la función visual. Cualquier anomalía que interfiera con dicho desarrollo puede ocasionar defectos que persistan durante el resto de la vida.

Conocer y tratar estos problemas a tiempo permitirá que nuestros hijos tengan una buena visión en el futuro. Es importante detectar precozmente los defectos de refracción como la miopía, hipermetropía y astigmatismo, que si no son corregidos pueden ocasionar la aparición de un ojo ambliope u “ojo gandul” o provocar bajo rendimiento escolar.


Para más información relacionada con los problemas oculares en el niño, podéis consultar nuestra página específica para la oftalmología infantil en:

http://oftalmologiainfantil.net